miércoles, abril 27, 2005

Demanda y denuncia

Me atrevería a asegurar que todos, o al menos casi todos los medios cometen un error garrafal a la hora de referirse a procesos judiciales que comunmente conocemos como demandas y/o denuncias.

Prácticamente diario leemos en los diarios, escuchamos en radio y vemos por televisión que los y las periodistas hablan de "demandas penales" o "denuncias penales", en ambos casos es incorrecto y es un simple asunto de semántica, es decir, del significado de las palabras. Van dos definiciones del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

Demanda.- Súplica, petición, solicitud/ petición que el litigante que inicia un proceso formula y justifica en el juicio.

Denuncia.- Acto o efecto de denunciar, delatar, acusr/ Documento en el que se da noticia a una autoridad competente de la comisión de un delito o de una falta.

Si el Derecho Penal se refiere a la comisión de delitos, entonces TODAS LAS DENUNCIAS SON PENALES, de tal forma que poner "denuncia penal" es una redundancia. Y por tanto, NO HAY DEMANDAS PENALES.

jueves, abril 21, 2005

Vámonos a "fraudear"

Y si el Novedades de Tabasco inventó la palabra "viviendístico", ¿por qué otros no pueden hacer lo mismo?

El Gráfico de Nayarit ahora asegura que se puede "fraudear", luego de que en una nota publicara que autoridades federales y locales habían "fraudeado" con viviendas a varias familias. Los del Gráfico ya inventaron su verbo.

El terror de la premura

Apenas comentaba sobre el protagonismo de los medios por querer tener siempre las primicias, y ahora tenemos un ejemplo de los errores que se pueden cometer en aras de ganar siempre la nota.

El diario El Universal publicó en su sitio de internet una nota que en el encabezado decía "Consignan expediente de AMLO en Reclusorio Norte", y luego en el texto decía que la consignación fue en el Reclusorio Oriente. Claro, el medio corrigió después, pero ya el error se había visto.

Y más tarde, en otra nota del mismo periódico, el último párrafo llegó con los siguientes errores de redacción: "De acuerdo con gente de la PGR al aprecer dos pituadpso panistas se encargaron de pagar la fuianza de López Obrador", cuando debió decir "De acuerdo con fuentes de la PGR, al parecer dos diputados panistas se encargaron de pagar la fianza de López Obrador"... y todo por hacerlo a las carreras.

martes, abril 19, 2005

La exclusiva

Ahora que ha sido electo el nuevo Papa, varios medios electrónicos mexicanos salieron a presumir que eran los primeros en dar a conocer la noticia.

No faltaron los que dijeron. Aquí, nosotros fuimos los primeros, antes que nadie le dimos la noticia del nuevo Papa", y entonces yo me pregunto. ¿Cómo saben que fueron los primeros?

¿Acaso los conductores y/o conductoras están viendo y escuchando ellos mismos a su competencia?, pues claro que no, sólo haciendo un monitoreo preciso en un área especializada, se puede saber qué medio da a conocer primero la nota, pero claro, el chiste es decir que uno es el primero, para que su audiencia les reconozca el éxito.

De cualquier modo, si yo veo un canal en especial, ¿me importará acaso saber si otros dieron antes la noticia?, pues no, porque el auditorio ve o escucha un noticiario a la vez, en su mayoría, y no se da cuenta si efectivamente le dieron la primicia o si la información ya va de rebote.

viernes, abril 01, 2005

Otra más de espectáculos

Quizá haya sido producto de un error al momento de teclear la nota, pero no deja de ser simpatico.

Reforma publicó la nota de la agencia noticiosa Associated Press bajo el encabezado "Dicen que no miente el niño"

Santa María (¿será California u otra?).- El psicólogo que fue el primero en alertar a las autoridades sobre las denuncias de que Michael Jackson abusó de un menor de 23 años declaró ayer que sería "raro en extremo" que un niño de esa edad mintiera al hacer la denuncia. Stan Katz, uno de los testigos clave de la fisca´lía, dijo que los niños mayores de 5 años rara vez inventan las denuncias de haber sido objeto de abusos sexuales.

Bueno si, digo yo, bastante mayorcito para mentir.