lunes, noviembre 08, 2010

La hipocresía de la SIP

En Mérida, Yucatán, México se realiza la reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa, donde el mensaje ha sido uno solo: Exigir el fin de las agresiones a medios y los asesinatos de periodistas en el hemisferio, con especial atención, claro, a los casos de México y de Honduras, donde la muerte de colegas ha superado la decena en cada Nación.

Los integrantes de la SIP nuevamente lanzaron su grito por la defensa de la libertad de expresión y el fin a la censura, venga de donde venga.

Me sumo, me sumaré siempre a la lucha por la libertad de expresión, pero también me obligo a recordar algo. La SIP es el club de los dueños de los medios del continente, los potentados empresarios que ante todo les interesa defender sus intereses comerciales más que su compromiso con la sociedad que debe ser informada.

A este club de ricos que NO son periodistas (acaso una ínfima minoría), no les interesa la integridad de periodistas que integran sus redacciones, pero que sí les hacen generar dinero.

Señores y señoras de la SIP... ¿cuánto pagan a sus periodistas?, ¿cuántos de ustedes ofrecen seguros de vida, de gastos médicos o por incapacidad por accidente de trabajo?, ¿cuántos de ustedes ofrecen al menos empleos seguros y no por contratos de honorarios?

Señores y señoras de la SIP... ¿cuánto invierten en entrenamiento para sus periodistas?, ¿cuándo nos han dejado de ver como simples mercancías?, ¿cuándo han respetado la cláusula de conciencia de un periodista?, ¿cuántas veces han cedido a la censura del poder o por intereses comerciales por encima de la responsabilidad social de informar o al menos por respeto al trabajo realizado por quienes salimos diariamente a la calle a reportear?

Señores y señoras de la SIP... Su discurso apesta a hipocresía

1 comentario:

Ethel dijo...

Este es el punto: La libertad de expresión y esas cosas que defiende organismos internacionales son compromisos del ESTADO MEXICANO, los reporteros necesitamos como primera necesidad comer, seguridad social, garantías laborales y esas, las controlan los que están en estas organizaciones y que no hablan de los reporteros, pero que mandan a los conductores y a lso periodistas a defenderlos cuando les tocan sus intereses, la Ley de Medios o la Cámara de Radio y TV. Y por nosotros, los de a de veras sólo podemos pedirle a las Organizaciones de la Sociedad Civil, radicalizadas, manipuladas y sin membresía periodistica que nos defienda?.