miércoles, diciembre 29, 2010

Decadencia del periodismo... en muchos sentidos

La verdad es que no quería escribir algo como esto, pero es que es insostenible.

Nuestro periodismo está cada vez más jodido y no hay poder humano que haga que las empresas muestren siquiera un signo de mejora.

¿Qué nos queda como periodistas?, trabajar, pero lamentablemente la sociedad es la que termina recibiendo toda esta basura.

Estos últimos días del año son el mejor (o peor) ejemplo de la miseria profesional del periodismo mexicano.

Lo que no es un boletín reproducido y hasta firmado por el reportero de la fuente, es la historia estúpida, ramplona, mísera que se relaciona con las festividades de un sector de la población y que en automáico discrimina a quienes no profesamos el cristianismo o ninguna otra fe.

Las notas de estos días... una vez más (ya es oficial cada 28 de cada mes) la masiva visita de feligreses para festejar a San Judas Tadeo, las notas de las vacaciones de Barak Obama en Hawaii (como si eso fuera importante para nosotros), las "crónicas" de las vacaciones en las playas o las de las pistas de hielo del Gobierno del DF; los recalentados, las notas de los santacloses y reyes magos en la Alameda.

¿No hay más historias?, ¿no hay otra cosa que informar?

Y para colmo, todavía falta la nota del recalentado del 1 de enero, de los "rituales exprofeso", de la rosca de reyes, con todo y récord Guiness en el Zócalo y las notas de cada año del retorno de vacacionistas que antes de llegar a casa, llegan al Monte de Piedad a empeñar los regalos de Navidad.

Qué periodismo tan deprimente nos toca hacer.

No hay comentarios.: