miércoles, febrero 16, 2011

El valor de la ética y la deontología periodística

No es la primera vez que lo digo o lo escribo. La libertad de expresión NO es una patente de corzo para agredir, menospreciar, calificar, juzgar ni mucho menos cuasi informar.

Es lamentable que haya personas que usan micrófonos y cámaras para denostar y vilipendiar argumentando que "hacen periodismo" y que es además... el "estricto apego a su libertad de expresión".

Reclamamos, exigimos, gritamos "Libertad de Expresión", pero muchos y muchas que reclaman eso no tienen el menor reparo por respetar valores éticos ni deontológicos que deben regir a nuestra profesión, como el respeto a la vida privada, el respeto a los derechos de la infancia, la objetividad periodística, la precisión y rigor investigativo, la separación entre opinión e información, la distinción entre publicidad e información y otros valores más.

Cada periodista tiene sus propios valores éticos como persona, pero nuestra profesión exige respetar principios deontológicos que debemos defender, pero sobre todo vivir. Bien lo dice mi querida colega Yolo Casas: "la ética es al individuo, como la deontología al grupo".

Mucho drama, mucho ruido, mucho ir y venir con el caso de Carmen Aristegui y MVS. Como sea, el resultado es el regreso de la presentadora a su noticiario matutino en esta empresa que ahora sí, hace público eso que dicen se llama "Código de ética" y que es en realidad un "Acuerdo general de política editorial y reglas de conducta ética entre Noticias MVS y la periodista María del Carmen Aristegui Flores".

Doble discurso, doble moral, una tomada de pelo es lo que podría representar este documento firmado en 2009, cuando Aristegui llegó a MVS, porque no hay una definición de valores éticos. Es un catálogo del ser y el deber ser sólo aplicable al espacio matutino del 102.5 de FM.

Y lo que es aún peor... algunas de esas "reglas de conducta éica" son contrarias a los valores deontológicos que deberían privar en el ejercicio profesional del periodismo internacional y del mexicano en particular.

Cito: "Los titulares de las emisiones y Noticias MVS no representan a ningún partido político, grupo beligerante, iglesia o secta, ni protegen intereses de ciudadanos, organizaciones o gobiernos extranjeros en México", aunque nadie puede negar el activismo político de Carmen Aristegui en favor de Andrés Manuel López Obrador.

Dice: "Privacidad.- El programa y las personas que en él intervienen se oponen a invadir o perturbar el derecho de los individuos a la vida privada, aún en el caso de ciudadanos con actividad o función pública. Este precepto sólo estará limitado por el grado en el cual la conducta o comportamiento privado de estos ciudadanos afecte su desempeño público". Es decir, el alcoholismo de un funcionario público sólo sería noticia si su enfermedad afecta su desempeño laboral... ¿entonces?

Afirma: "Bajo un esquema novedoso y creativo, y sin demérito del trabajo periodístico ni afectar la imagen del titular de la emisión, el programa podrá ser transmitido desde las instalaciones o locaciones de algún cliente que así lo decida". O sea, si un anunciante quiere que el noticiario se transmita desde sus instalaciones, basta con que lo pida... ¿eso es independencia editorial?, este texto ni siquiera dice que el cliente deba pagar por esa emisión... dice... "que así lo decida", ¿aún sin el consentimiento de MVS o sus conductores y conductoras?

Otro más: "Los viajes que no tengan que ver con la cobertura de actividades y hechos que generen información y que les sean ofrecidos de manera particular a reporteros y conductores se consideran 'regalos'". O sea que no aceptan que les regalen viajes de placer, pero sí que les paguen los pasajes y viáticos para hacer una cobertura... ¿eso no es una forma de chayo?

Este es el documento... se firmó en 2009...

No hay comentarios.: