lunes, junio 06, 2011

Malova, la rifa del auto y el cochupo de cada año.

El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, mejor conocido como Malova pidió que no lo malinterpretaran, que rifaba un auto para "agradar" a periodistas que normalmente le acompañan en sus actividades cotidianas.

Fué más allá el ex priísta, ahora gobernante con los colores del Partido Acción Nacional: "No, si no les gusta esto no vengo a desayunar con ustedes y no hago ninguna rifa. Yo no estoy tratando de imitar, si se fijan no traigo discursos leídos, lo que les digo se los digo de corazón y se los digo con todo ánimo, nadie tiene ningún compromiso conmigo ni con mi gobierno por este desayuno, ni por la rifa, sino simple y sencillamente es una señal de que los tomo en cuenta, pero si no están agradados con eso no pasa nada."

Lo peor de todo es que esta escena podría repetirse en cualquiera de las 32 entidades del país, en cualquiera de los más de dos mil municipios mexicanos, como hace apenas unos años cuando el ex priista y ahora dizque perredista Juan Sabines Guerrero, gobernador de Chiapas, regaló teléfonos inteligentes Blackberry a su "fuente".

O cuando hace más años los periodistas que cubrían... (rellene usted el espacio).

Cada año, cada 7 de junio y sus vísperas y postrimerías, se vienen los desayunos, comidas, cenas, festejos por el Día de la Libertad de Expresión, donde gobernadores, congresistas, ediles y cuanto funcionario y funcionaria pueda, pretende "agasajar" a la prensa con regalitos, rifas, "Premios nacionales y/o estatales", etc, etc, etc.

Cada que se repite esta efeméride ya se ven a las asociaciones, organizaciones, sindicatos y clubes de periodistas "pasando la charola" con sus "amigos de la prensa" para que les paguen el festejo y hasta sean las y los invitados de honor y se toman la foto en el, para muchos añorado, "besamanos" y para otros tan vigente como su credencial para votar nueva.


Los discursos de siempre... "apoyamos y defendemos la Libertad de Expresión", como recién dijo el ex panista ahora priista, Gerardo Buganza, secretario general de Gobierno en Veracruz y lo dirá el presidente y el resto de gobernantes... nomás que no se les olvide que el 70% de las agresiones contra periodistas y medios de comunicación vienen de parte del Estado y 99% de éstos agravios siguen impunes... entre ellos el 100 por ciento de los asesinatos cometidos desde 2004.

Y la SIP, el club de los dueños de los medios, volverá a gritar contra quienes pretenden acallar a la prensa, pero también callarán su miseria humana de no pagar salarios dignos, de no dar seguridad social ni condiciones laborales a sus periodistas.

Y lo peor de todo... aunque no lo crean hay algo peor... que muchos y muchas en el gremio periodístico está de acuerdo con estas rifas, tamales y apapachos... así que no esperen que la clase política deje éstas prácticas si siguen pidiendo su "apoyito", su boleto pa'la rifa y su Itacate para la familia.

No hay comentarios.: