jueves, septiembre 08, 2011

Tuit-forme Presidencial o el monopolio del discurso

Nuevamente hablo del tema de cómo el Gobierno Federal usa o pretende usar las redes sociales, espero no caer en la aburrición.
Desde hace algunos años, la víspera del 1 de septiembre y días posteriores, la Presidencia de la República en México ordena a todas las dependencias de la Administración Pública Federal, no tener ninguna campaña de difusión "al aire" en ningún medio. No hay spots en radio ni TV; no hay anuncios en prensa escrita ni espectaculares ni nada.
La idea es NO OPACAR los logros que el presidente en turno presumirá como parte del informe de labores que rinde a la Nación. Este año 2011 no ha sido la excepción.
Pero este año algo fue distinto. Este año la Presidencia de la República recurrió a las redes sociales con la intención de potenciar el discurso y hasta el presidente Calderón contrató los servicios de Google para armar una sesión de "preguntas y respuestas" con la sociedad a través de Internet.
Pero una vez más falló, porque al tiempo en que se cumplió la orden de no tener ninguna campaña vigente, la Presidencia ORDENÓ (al menos) a las Secretarías de Estado y a la Procuraduría General de la República a unificar mensajes y de repente todas las oficinas públicas comenzaron a "postear" en Twitter, Facebook y YouTube los logros del presidente.
Lo mismo se vieron logros en materia de salud en las redes sociales de la Secretaría de la Reforma Agraria, como los avances en materia de seguridad en los perfiles de la Secretaría del Medio Ambiente, y hasta los avances en turismo en las redes de la Procuraduría General de la República.
Este Gobierno no sabe comunicar, lo ha demostrado muchas veces, pero ahora peor. Muestran que siguen sin entender que las redes sociales tienen públicos fragmentados y específicos y que a quienes les interesan los temas de economía, no le interesa leer tuits o post en Facebook de lo que hace la Marina y viceversa.
Peor aún... con estas acciones invisibilizan el esfuerzo de una dependencia por enaltecer al señor de Los Pinos a quien parecen agradarle este tipo de pleitesías.


No hay comentarios.: