miércoles, febrero 22, 2012

Medios que acusan inmoralidad siendo inmorales

Recuerdo que en la Universidad en alguna ocasión algunos compañeros nos enfrascamos en una de esas discusiones "sesudas" en las que analizábamos la naturaleza "corporativa" de una de las publicaciones culturales más prestigiosas del momento.

La revista "Vuelta", decíamos algunos, es un espacio exclusivo para los amigos de Octavio Paz (en ese entonces aún no recibia el Nobel de Literatura).

Esa Revista "Vuelta" se transformó en "Letras Libres", dirigida inicialmente por Enrique Krauze y que dicen, no cambió mucho y siguió siendo un medio muy exclusivo; vaya, allí escribe otro Krauze de nombre León.

Nunca he sido un lector asiduo de "Letras Libres" más por pobre que por inculto, pero ahora me ha llamado mucho la atención que esta revista se haya enfrascado, o al menos así lo parece, en una guerra en contra de Sealtiel Alatriste, a quien en menos de un mes han estado criticando y dilapidando sin piedad por presuntos casos de plagio.

Alatriste renunció a su cargo de Director de Difusión Cultural de la UNAM, renunció al premio "Xavier Villaurrutia" por este escándalo, aunque al parecer, la obra premiada no ha sido calificada de "plagio", pero que sí fue el motivo (el anuncio del premio) para que despegara esta "campaña" desde "Letras Libres", personalizada en Guillermo Sheridan y Gabriel Zaid.

Yo no voy a defender a nadie, incluido Sealtiel Alatriste. No estoy de acuerdo con el plagio y como periodista he comentado en muchos foros que el "robo de información" es un mal que debemos erradicar de nuestra práctica profesional.

Aquí no estoy por tanto cuestionando el tema del "plagio" o si Sealtiel Alatriste plagió o no plagió, eso es tema aparte.

Pero sí me parece muy extraño que en menos de un mes Letras Libres haya publicado nueve artículos crucificando a Alatriste, seis de ellos escritos precisamente por Sheridan y Zaid. Si la crítica de estos escritores es que premien a alguien acusado de "plagio", por qué sólo se refieren a Alatriste y no, por ejemplo, a Jorge Volpi, acusado con Denise Dresser de plagio y apenas la semana pasada se anunció que recibió un premio en España. (Ver Nota de Zeta)

Ya ni qué decir de casos como Camilo José Cela o Carlos Fuentes. De esos no hacen referencia Sheridan ni Zaid. Es más, no hacen referencia al caso de su Mentor Octavio Paz, quien púbicamente defendía el plagio. (Ver Nota de CNN México)

Por un lado critican lo que Octavio Paz defendía y eso se lee un tanto cuanto contradictorio, tal como lo afirma Heriberto Yépez (Ver Artículo). O como me decía un amigo sobre el caso: "A Alatriste se le hizo un juicio moral, por parte de gentes sin juicio moral".

Ya incluso en 2008, el propio Guillermo Sheridan fue acusado de plagio por el periodista René Avilés en su blog. (Ver Blog)

Y entonces nos quedamos en las mismas. ¿O cómo?

No hay comentarios.: