viernes, diciembre 27, 2013

Imer en reversa y pendiente abajo

Algo está pasando en el Instituto Mexicano de la Radio (IMER) que lo está llevando en un camino de reversa perdiendo los avances que ha tenido en la última década. La radio pública más importante del país está bajo la amenaza de volver a ser una Radio Oficiosa.

Con la llegada del panismo al gobierno federal vi con buenos ojos que el Imer dejara de estar sectorizado a la Secretaría de Gobernacón y se quedará en la de Educación Pública, pues su naturaleza era más de educación que de propaganda como había sido desde su nacimiento en 1983.

Se abrieron espacios a diferentes expresiones ideológicas y se fortalecieron las que existían en el ámbito musical y cultural. El Sistema Nacional de Noticiarios dejó de ser un vocero barato para convertirse en el productor de noticiarios con mucha información y más análisis.

Fortaleció incluso su sistema de comercialización al convertirse en una agencia de medios desde la cual se diseñan, producen y facturan campañas de difusión, compitiendo en buen nivel con agencias de publicidad privadas.

El Imer iba bien... Hasta ahora, que los fantasmas del pasado regresaron a las oficinas de la calle Real de Mayorazgo, en el histórico barrio de Xoco en el sur de la Ciudad de México.

El retorno de Carlos Lara como director (lo fue en los últimos años del sexenio de Ernesto Zedillo) es señal que el viejo-nuevo PRI no puede darse el lujo de tanto libertinaje creativo e ideológico en la radio que nos debe pertenecer a todos y todas.

Comenzó a desmantelarse el Instituto. Del área de producción han salido personajes que sí bien no brillaron, al menos hicieron buenas cosas al hacer una verdadera radio pública. Del SNN han echado a la calle a periodistas con mucha valía que dieron otro rostro a los noticiarios del Instituto, incluyendo a Mario Campos, quién dejó el formato acartonado para abrir sus micrófonos a las voces críticas.

Y con quienes se van y se irán, llegan y llegarán figuras dinosáuricas que ya estuvieron y sólo empobrecieron al Imer, personajes que usarán las cabinas y micrófonos con fines de propaganda política.

Y seguramente se quedarán en direcciones estratégicas aquellas personas que, sin cuestionar su calidad profesional, son mejores obedeciendo.

Yo espero que se queden muchos y muchas profesionales que están en las trincheras, produciendo diario, dirigiendo emisoras, reporteando o conduciendo. Que se queden ellos y ellas que sobreviven al autoritarismo que viven en estos días de parte de sus superiores, pero que son en realidad el cuerpo y alma de este Imer que tanto nos ha dado recientemente y que en lo personal me ha formado como periodista y radialista.

jueves, noviembre 21, 2013

Por una agenda común para el periodismo michoacano

Hace unos días terminamos de dar el primer paso para lograr cambios sustanciales en el derecho a ejercer el periodismo en el Estado de Michoacán con la necesaria protección de decenas de colegas que diariamente se enfrentan a condiciones de riesgo, peligro y amenazas desde diversos frentes.

Iniciamos en septiembre y concluímos dos meses después con cinco talleres de reflexión y análisis sobre las vulnerabilidades del ejercicio profesional, sobre la autoprotección y cobertura segura y sobre el marco legal que ampara nuestra labor.

Cinco talleres que reunieron a más de 150 periodistas de diversas regiones de Michoacán, desde la capital hasta las zonas más lastimadas por la presencia de grupos criminales y donde además la ausencia del Estado es no sólo notoria, sino ingrediente para que se agreda a periodistas y medios de comunicación.

Es importante decir que Rogelio Hernández y Omar Viniegra, ambos de la Casa de los Derechos de Periodistas (CDP) y yo, acudimos al llamado de colegas periodistas que fueron quienes convocaron, organizaron y llevaron a cabo estos talleres, con el respaldo importante de Freedom House, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, el Sistema Michoacano de Radio y TV, de los propios Gobierno y Congreso del Estado y en varios casos de empresarios locales, lo que mostró el gran nivel de convocatoria y especialmente el interés del gremio michoacano por tomar la batuta de esta que es su lucha y la nuestra en consecuencia.


Destaca que en los cinco talleres sin excepción hubo presencia de diputados y diputadas de todos los partidos representados en el Congreso michoacano, de alcaldes y alcaldesas de todos los colores, de organizaciones de periodistas casi siempre antagónicas entre sí y en todos los casos el pronunciamiento fuer prácticamente el mismo: Hacer lo que sea necesario para que la sociedad michoacana reciba la información a la que tiene derecho con el trabajo de medios y periodistas que trabajen con libertad y con la protección del Estado.

Este es el primer paso. El siguiente es la Sesión Plenaria convocada para antes de que concluya noviembre, de donde surgirá un sólo pronunciamiento que reclame al Congreso del Estado que legisle en materia de protección y derechos de periodistas como los mismos partidos y el Gobierno del Estado han prometido desde junio de este mismo año.

A partir de allí será ir mejorando el marco legal, los niveles de protección del ejercicio profesional, la capacitación permanente de colegas, pero sobre todo, ir abatiendo los niveles de impunidad que imperan en Michoacán cuando se trata de agresiones a periodistas.

Un ejercicio valioso, especialmente para quienes creen que el panorama es demasiado negro como para intentar algo. La valentía de un grupo encabezado por Andrés Mariano Resillas ha ido ganando y sumando espacios, interlocución, presencia, unidad y eso muestra el músculo del gremio.

Reconocimiento especial a la diputada Cristina Portillo, quien no sólo acudió a cuatro de los cinco talleres, sino que aceptó involucrar a periodistas en el perfeccionamiento de una iniciativa de ley que ella misma redactó con antelación.

Yo seguiré siendo testigo de este gran logro, único a nivel nacional, pero que también ha sido eco de otros logros alcanzados en Hidalgo, San Luis Potosí, Querétaro, Morelos, Yucatán, etc, etc.

Felicidades colegas de Michoacán.

lunes, noviembre 04, 2013

Seguimos desde las trincheras y sin respaldo

Como si fuese obra del destino, el pasado fin de semana de Halloween y Día de Muertos, una vez más nos reunimos más de un centenar de periodistas de todo el país para revisar nuestra situación profesional, laboral, legal, de seguridad, etc.

Fue el II Encuentro Nacional de Periodistas convocado una vez más por la Casa de los Derechos de Periodistas (CDP) y con el respaldo de Freedom House y la Comisión de Derechos Humanos del DF, que además prestó su propia casa para el evento.

Hubo reflexiones sobre lo que sí hemos podido hacer como gremio... hubo rockstars que lucieron para la foto, pero que no explicaron cosas que no sepamos, especialmente para quienes reportean diariamente en la calle bajo la mirada hostingante de grupos criminales y autoridades locales que gustan de obstruir nuestra labor.

Hubo una decepcionante mesa en la que debieron estar Laura Borbolla, fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) de la Procuraduría General de la República (PGR), y Juan Carlos Gutiérrez, responsable del Mecanismo Federal de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación (Segob).

No fueron, no pudieron, no quisieron o simplemente les pareció irrelevante reunirse con más de 150 periodistas de las 32 entidades del país, a quienes se supone.... deben proteger y garantizar su libre ejercicio profesional.

Prefirieron mandar representantes sin capacidad de decisión ni mucho menos de interlocución, como si con eso mostraran que realmente no les interesa el gremio por el cual tienen empleo y reciben un jugoso salario.

Sin embargo hubo grandes aportes de colegas periodistas que compartieron sus experiencias y aprendizaje.

Recuento necesario

Pero también fue necesario hacer un pequeño alto para ver qué hemos ganado en los últimos 14 meses, después del I Encuentro Nacional celebrado en agosto de 2012.

Un día antes, a petición de Judith Calderón y Martha Olivia López, presidenta y directora Ejecutiva de la CDP, me reuní con colegas que son además enlaces de esta organización en algunas entidades.

En un ejercicio tanto informativo como de absoluta transparencia, conversamos sobre lo que hemos avanzado en materia de autoprotección y cobertura segura.

En 14 meses he realizado con Rogelio Hernández López y Edgar Omar Viniegra, de la CDP, 17 talleres de autoprotección en Puebla, Hidalgo, Querétaro, Morelos, Oaxaca, Michoacán, Yucatán, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, de donde han salido dos leyes aprobadas (Hidalgo y SLP) e iniciativas de ley en Querétaro, Morelos, Oaxaca, Nayarit y Quintana Roo y vamos caminando en proyectos de ley en el resto.

Por mi cuenta he realizado desde el I Encuentro Nacional otros 17 talleres de autoprotección en Veracruz, Estado de México, Querétaro, Oaxaca, Jalisco, Sinaloa, Hidalgo y Guerrero.

Hemos compartido experiencias con cerca de un millar de colegas en apenas 14 meses y destaca que en la gran mayoría de los talleres
han sido organizados y convocados por las y los propios periodistas que han logrado además convocar a diputados y diputadas locales, autoridades municipales y estatales y de universidades públicas y privadas..
Foto: Casa de los Derechos de Periodistas


Lo que falta

Los avances son importantes, pero también pudimos identificar los grandes pendientes.

Hay entidades donde no hemos podido llegar por el clima de violencia, la falta de interés gremial y hasta por el propio boicot de quienes no quieren que nos fortalezcamos.

Nos falta la presencia de directivos y editores en los talleres, que por obligación debieran estar, pues son quienes mandan a sus periodistas a hacer coberturas de riesgo.

Sigue pendiente la participación de policías y procuradurías, de jueces y magistrados, de congresistas, para que comprendan que no necesitamos sólo mecanismos de protección, sino protocolos de actuación y de respeto mutuo, capacitación a ministerios públicos y jueces para que sepan cómo hacer un mejor trabajo de perseguir y sancionar a quienes agreden a medios y periodistas.

Aún nos falta mucho, pero me congratulo por lo que hemos logrado en poco tiempo, con mucho trabajo y poco descanso; lejos de reflectores y de escenarios mediáticos, aunque también siendo dúramente criticados por periodistas y activistas y hasta por funcionarios y funcionarias de piel sensible que se arrugan ante el menor cuestionamiento de nuestra parte.

Vamos bien, pero podremos ir mejor.

jueves, septiembre 26, 2013

El riesgo de cubrir la "revolución" educativa

Alguna vez me preguntaron qué sector me ha amenazado más por mi labor periodística. La respuesta es: el magisterio.

Y no es una generalidad, pero cuando viví en Aguascalientes, en Nayarit y en Chiapas, el sector docente resultó siempre muy ofendido por mi labor informativa.

En este 2013, el movimiento magisterial que se opone a la aprobada reforma educativa se ha convertido en una amenaza constante para periodistas en cualquier parte del país.
Foto: El Economista. Tomada de http://eleconomista.com.mx/sociedad/2013/04/07/cnte-reta-gobierno-aguirre

En todas las entidades donde se ha ido radicalizando este movimiento, los maestros y maestras ven cada vez más en la prensa a un enemigo más. "Prensa vendida" es lo menos que gritan. Y cuando agreden, no ha faltado el que dice "quienes golpearon a periodistas seguro fueron infiltrados", claro, la respuesta más simple y absurda.

Y en estas poco más de cinco semanas de marchas, plantones, mítines y demás, el odio de docentes hacia periodistas ha ido en aumento, al grado de querer imponer una línea editorial y hasta reclamarle al ejército que le quiten las cámaras a representantes de medios, como sucedió en Coatzacoalcos, Veracruz.

Ya Reporteros sin Fronteras y la Casa de los Derechos de Periodistas han denunciado el aumento de la violencia del magisterio hacia la prensa, pero nadie hace algo.

Y en este tenor el propio gremio comienza a polarizarse entre quienes pierden de vista su trabajo reporteril por hacer propaganda a favor o en contra.

Ni el Estado mexicano ni la dirigencia de la CNTE brindan garantías para una cobertura segura y eso vulnera más a mis colegas que diario tienen que acudir a buscar información.

¿Y qué pasaría si dejamos de cubrir este tema? Seguro este nuevo grupo agresor dirá que la prensa quiere ocultar su movimiento... aunque en realidad lo que intentemos sea reducir las agresiones.

viernes, septiembre 06, 2013

Vulnerabilidad laboral y el agandalle de las empresas de medios

Mucho hablamos periodistas de las vulnerabilidades que enfrentamos en nuestro trabajo cotidiano. Mucho más hablamos de las agresiones de que somos objeto constantemente y la impunidad que existe tras la violencia contra periodistas, gracias a la inacción del Estado de Mexicano, pero a veces dejamos pasar los peores abusos que son los que comenten las propias empresas de medios.

Hace unos días nos enterábamos de lo que aparentemente es un despido injustificado del colega reportero David Carrizales, quien luego de más de dos décadas de trabajo en el diario La Jornada, simplemente le dijeron que ya no era parte del Staff.

David, como otros, enfrenta ahora un largo camino jurídico para tratar de rescatar un poco de lo que esta empresa le acaba de quitar. Una empresa que es una cooperativa; un medio que presume ser de izquierda y respetar los derechos humanos.

No sorprende esta acción del diario La Jornada, que encabeza Carmen Lira; ya en ocasiones anteriores ha despedido a corresponsales, accediendo a las exigencias de gobernadores de poner la cabeza de periodistas como condición para renovar convenios de publicidad.

Otro caso reciente es el del diario Excélsior, que con bombos y platillos presume su nuevo canal de televisión en sistema de paga. La empresa Grupo Imagen Multimedia, propiedad de la familia Vázquez Raña y que administra el señor Olegario Vázquez Aldir entra nuevamente a la televisión, para incluso competir con su televisora Cadena 3.

Y no es que esté mal que el diario Excélsior tenga un canal de noticias en TV, como lo tiene Milenio o El Universal con Efekto TV.

Lo lamentable es que en ninguno de los casos las y los colegas periodistas que laboran en estas empresas reciben un incremento salarial o mejoras laborales por tener que producir ahora más contenido informativo.

Si ya recibían un salario poco decoroso en Excelsior por trabajar en el diario, en Imagen Radio y en Cadena 3 Noticias, seguramente no les van a dar una percepción adicional por enviar notas ahora a Excelsior TV.

Ya ni qué decir de lo que sucede en medios estatales, regionales, locales; donde la vulnerabilidad de periodistas es aún mayor.

Abusos que si no son solapados, son al menos "protegidos" por la omisión de los gobiernos de ordenar a las empresas mediáticas y de los congresos federal y locales, que no legislan en esta materia, porque no les interesa.


FOTO tomada de http://www.losangelespress.org/wp-content/uploads/10709/davidalajoranda2.jpg

miércoles, agosto 21, 2013

Contribuir con la impunidad

Justo estaba por iniciar un Taller de Autoprotección para Periodistas en la región huasteca de Veracruz, una de esas zonas de silencio controladas por grupos criminales y la clase política coludida, cuando me estaba enterando de la resolución del Tribunal Superior de Justicia del Estado, que ordenaba la liberación de un sujeto sentenciado por el asesinato de la periodista Regina Martínez.

Una noticia que poco abona a dar tranquilidad a la familia de la colega, pero que también muestra una vez más la terrible impunidad que hay en los crímenes cometidos contra la libertad de expresión. La señal es muy negativa. Aunque alguien sea sentenciado puede salir libre.

Pero esta no es la única señal de impunidad, que de por sí es terrible y lamentable que existan tantos asesinatos, secuestros y agresiones a periodistas sin que nadie nunca pise la cárcel o reciba castigo.

Me preocupa que muchas voces entre periodistas y organizaciones de la sociedad civil sólo reclamen en casos como éste o el de Lidia Cacho o "El Choco" y no reclamen la inacción del Estado en cientos y cientos de agresiones.

Tal vez no se dan cuenta que siendo selectivos en sus batallas contribuyen a mantener la impunidad que priva en muchos más asesinatos y desapariciones. Eso es igualmente lamentable.

martes, junio 18, 2013

Gobernadores protegidos por... medios y periodistas

Nombres pueden ser muchos, pero los más recientes, los del momento ahora son Andries Granier de Tabasco, Armando Reynoso de Aguascalientes, Eduardo Bours de Sonora, Juan Sabines de Chiapas. Son gobernadores señalados de corrupción, de cometer delitos al amparo del poder, pero no son los únicos ni lo serán.

Allí tenemos los ejemplos de la zacatecana Amalia García, del coahuilense Humberto Moreira, del mexiquense Arturo Montiel, del veracruzano Fidel Herrera, del nayarita Antonio Echavarría y por lo menos hay un nombre por cada entidad federativa.

Si hiciésemos un recuento de cuántos ex gobernadores de todos los partidos han sido señalados de haber robado, desfalcado las finanzas, encubierto delitos, de haber cometido delitos, la lista daría para todo un libro.

Lo triste es que el resultado sería el mismo. Impunidad.

En todos estos casos, los no ennumerados y los que vendrán, sólo un ex gobernador, el quintanarroense Mario Villanueva Madrid, se encuentra tras las rejas.

Pero el drama no es sólo lo escandaloso de las acciones de las cuales son acusados estos personajes. Lo realmente lamentable es que hoy sean noticia de primera plana en los medios de esas entidades que dicen haber gobernado.

Obvio. Ya habían sido primera plana, sólo que antes era para alabar sus proezas, aplaudir sus obras, exaltar sus bondades, todo ello gracias a los millonarios convenios de publicidad que estos ex funcionarios públicos pactaron durante el tiempo que fueron gobernantes.

¿Y por qué en esos tiempos la prensa no indagaba sus tropelias?, ¿por qué durante esos sexenios medios y periodistas hicieron caso omiso a lo que ahora con dedo flamígero quieren señalar?

Este descrédito de la prensa mexicana que sigue viendo a la información como mercancía y no como un bien público que le pertenece a las mayorías.

No es pecado firmar convenios de publicidad, los medios viven de eso, lo que es ominoso es que ahora sí estos medios y periodistas quieran destacar lo que antes ocultaron debajo de las facturas.

martes, mayo 21, 2013

Las malas cabezas las hacen malos periodistas

Sin lugar a dudas el periodismo seguro comienza por el buen periodismo, haciendo bien nuestro trabajo de documentar hechos, confrontar fuentes, investigar y siendo precisos en el manejo de información.

Muchas agresiones y atentados contra periodistas han sido consecuencia de las malas prácticas periodísticas.

De ninguna manera todos aquellos y aquellas periodistas que han sido objeto de agresiones, secuestros o asesinatos han sido malos periodistas, es preciso aclararlo, pero en muchas ocasiones cuando el o la periodista hace mal su chamba, acusa en falso, vuela la nota, inventa datos, entonces es vulnerable.

En muchas charlas con colegas periodistas he insistido en la importancia de no caer en el juego de nuestras fuentes reproduciendo su lenguaje. Ni el de los criminales ni el de las autoridades o las de cualquier otro grupo o persona.

El problema no es privativo de México, se reproduce por lo menos en América Latina.

Hoy me encuentro una nota del diario Clarín de Argentina que hace referencia a la situación del Blog del Narco.

La cabeza es lamentable, pues acaba de inventar una nueva categoría de periodistas, "Periodista Antinarco".

Yo quisiera saber qué pretende Clarín al usar este "concepto". ¿Hay periodistas que luchan contra el narco como si fueran una fuerza especial de la policía o las fuerzas armadas? ¿Serán periodistas que tienen la encomienda de publicar todo lo que sea en contra de grupos de narcotraficantes?

¿Será que para Clarín es válido inventar una categoría periodística?

No tengo la certeza de que Clarín haya suscrito el Código de Ética del Foro de Periodismo Argentino (Fopea), pero al menos quien puso ese encabezado ignoró los Criterios Profesionales con los que dice trabajar el grupo editorial propietario de este medio impreso de gran tradición en la Argentina.

jueves, mayo 02, 2013

No me voy a Gobernación ni al Mecanismo de Protección

Ante todo y por sobre todo debo reiterar que soy reportero y como reportero comienzo siendo claro, porque la precisión de la información es un valor del periodismo, y por eso les digo que por ahora sólo tengo una versión de los hechos, que es igual... La versión oficial.

NO VOY A TRABAJAR EN LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN como lo había anunciado en días recientes, por invitación de Juan Carlos Gutiérrez, jefe de la Unidad de Promoción de los Derechos Humanos de esta instancia del Gobierno Federal y de la que depende directamente el Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

No estaré en el Mecanismo como responsable del seguimiento y acompañamiento de personas protegidas.

¿Por qué?

Reitero que tengo sólo la versión de la propia dependencia y es esta:

Un representante del Consejo Consultivo no identificado, la representación de la CNDH y de otras dependencias no identificadas que ocupan un asiento en la Junta de Gobierno de Mecanismo pidieron a Juan Carlos Gutiérrez que mi nombramiento fuese detenido.

Lo que son las cosas. Yo siempre he dicho que en nuestro país Twitter no tiene la fuerza para derrocar al gobierno, pero estas personas que reclamaron mi exclusión del Mecanismo se sintieron ofendidas y cuestionadas por mensajes que publiqué la noche del viernes 26 de abril en esta red social y hasta adujeron que mis opiniones "comprometieron el acuerdo de confidencialidad que debe privar en las sesiones de la Junta de Gobierno".

Tal vez no saben que las redes sociales son espacios donde cada quién decide cómo y con quién interactuar. Si quisiera "tuitear" a nombre de otra persona que no sea Andrés Solís Álvarez, entonces sería su Community Manager y le cobraría por eso.

Si mis mensajes resultaron molestos, no faltará quién me diga que debí ser prudente. Y yo les pregunto ¿prudente en favor de qué o de quién? Mi Time Line es público y pueden leer lo que escribí... Allí están esos tuits.

Lo que queda claro es que mis stalkers son bien chambeadores.

Pues bien. No trabajaré en el Mecanismo federal que está rearmándose con personas valiosas y con experiencia. Doy mi voto de confianza a Juan Carlos Gutiérrez y al equipo que está construyendo. Tienen la experiencia y sensibilidad para esta encomienda.

Y de la misma manera mantengo mi renuncia como consejero del mismo mecanismo federal porque no encuentro sentido para continuar en ese espacio.

Una vez más digo que los mecanismos por sí solos no sirven, tenemos que hacer que trabajen y hoy, con mayor razón estaré pendiente de que así sea.

Yo soy y seguiré siendo reportero y seguiré haciendo el periodismo que he hecho durante muchos años, siendo incómodo, porque periodista que no es incómodo es vocero.

Seguiré en este incansable esfuerzo de cuidar y proteger a mis colegas y sus medios, impartiendo el Taller de Autoprotección para Periodistas, como lo he hecho en más de 30 ocasiones en 20 entidades federativas en casi tres años. Mañana mismo estaré compartiendo con colegas de varios países en la ciudad de Toluca y en semanas venideras en otras ciudades.

jueves, abril 25, 2013

Mi renuncia que no es renuncia


Ante todo soy reportero. Casi 24 años dedicado a contar historias y a ser incómodo.

A partir de 2004, que comenzó esta imparable ola de agresiones contra colegas y medios en México, he dedicado parte de mi trabajo al acompañamiento, seguimiento y monitoreo de casos; en 2008 coordiné un programa de libertad de expresión en el Centro de Periodismo y Ética Pública(Cepet).

El desempleo me permitió concluir la redacción del Manual de Autoprotección para Periodistas, que pude imprimir con mis propios recursos en 2010 y que sigo distribuyendo y vendiendo por mi cuenta.

En los últimos tres años he impartido el Taller de Autoprotección para Periodistas en más de 30 ocasiones en 20 entidades federativas del país y en Honduras, compartiendo experiencias de seguridad personal y cobertura segura con cientos de colegas periodistas y estudiantes de periodismo y comunicación.

He acompañado los esfuerzos de la Casa de los Derechos de Periodistas en la protección y capacitación de colegas desde hace más de un año, además de que hemos empujado iniciativas de leyes de protección al ejercicio profesional del periodismo en diversas entidades federativas.

Como periodista independiente formo parte del Grupo Consultivo del Mecanismo de Protección del DF y soy Consejero en el Mecanismo (Federal) de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

En semanas recientes he podido impartir un módulo de periodismo de riesgo y cobertura segura en el Diplomado en Periodismo de la Universidad de las Américas de Puebla.

Hoy decido renunciara este trabajo que he hecho por voluntad propia y con escasa ganancia económica.

Renuncio no porque deje de contribuir en el acompañamiento y protección de periodistas en este país .

Renuncio, porque he decidido aceptar la invitación de Juan Carlos Gutiérrez, jefe de la Unidad para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, para incorporarme de manera formal al Mecanismo (Federal) de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, para hacer lo que he venido haciendo: acompañar a periodistas y medios que se encuentran bajo amenazas, contribuir en el fortalecimiento de sus capacidades de autoprotección y ayudar a generar protocolos de seguridad efectivos.

NINGÚN Mecanismo funciona por el simple hecho de existir ni da resultados por decreto; se requieren acciones efectivas no sólo para brindar protección policiaca, sino para brindar protección y seguridad en todos los sentidos a quienes enfrentan riesgos por ejercer su derecho a defender derechosy/o informar a la sociedad.

NINGÚN Mecanismo funciona si tampoco lo obligamos a que funcione. Los Mecanismos no sirven si sólo los criticamos y descalificamos.

Por eso acepté este empleo, para seguir haciendo lo que he hecho por varios años, ahora desde la estructura de las Instituciones.

Soy y seguiré siendo reportero y crítico a lo que no sirva.Y si mi paso por este Mecanismo no funciona, entonces seré el primero en presentar mi renuncia.

Eso si… seguiré reporteando y colaborando con aquellos medios que me lo permitan. Seguiré impartiendo clases cuando pueda en el Centro de Formación en Periodismo Digital de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y en la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP). Seguiré impartiendo el Taller de Autoprotección para Periodistas en aquellas ciudades donde me inviten a impartirlo.

Para mi el ser funcionario público en este caso, será la manera de poder apoyar a mis colegas.

lunes, abril 22, 2013

Superando la victimización, periodistas actúan


Hace unos días, junto con el periodista Rogelio Hernández López y el abogado Edgar Omar Viniega, ambos de la Casa de los Derechos de Periodistas (CDP), fui a la ciudad de San Luis Potosí, capital del estado del mismo nombre, en el altiplano del país.

Fuimos a impartir un nuevo Taller de Autoprotección para Periodistas convocado por el Colegio de Periodistas y Comunicadores. Un taller al que inicialmente convocamos a 50 colegas y llegaron más de 60 provenientes de cuatro regiones de la entidad, especialmente de la región Huasteca, donde las amenazas a periodistas son constantes.

Colegas se reconocen vulnerables, pero no se quedan con esa autovictimización que a veces inmoviliza, sino que convocaron a este ejercicio de reflexión para una cobertura más segura y además lograron cosas importantes con nuestro respaldo, el de la CDP como organización de periodistas y el nuestro en lo personal.

Logramos que dos universidades, una pública y una privada, aceptaran sentarse a analizar la pertinencia de seguir apoyando cursos de este tipo en toda la entidad.

Logramos que después de este taller, le pongamos fecha a dos talleres iguales en otras regiones de SLP.

Allí logramos que un diputado local mostrara una iniciativa de ley de Protección a Periodistas que, como suele pasar, querían mantener oculta a quienes pretende beneficiar: periodistas.

El diputado aceptó hacer lo que le tocara hacer para que la iniciativa no se discutiera en el Congreso del Estado, si ésta no iba acompañada de las reflexiones del gremio potosino. Se trata de que no legislen a nuestras espaldas.

Pero en este ejercicio también logramos algo importante. El presidente municipal de San Luis Potosí declaró públicamente a esta ciudad como una ciudad que brindará refugio hasta por seis meses a periodistas en riesgo y bajo amenazas, sin importar la entidad federaria donde labore.

Se trata de que se lo estemos recordando todo el tiempo y proponga ante el Cabildo potosino los recursos necesarios para contar con presupuesto para estas acciones de protección.

Sin duda, dos días de taller en SLP fueron fructíferos, especialmente para quienes ejercen el periodismo en esta entidad y que puedan pasar del discurso a la acción; que dejen de pensar que no se puede y hagan lo que sí se puede.

Y sobre todo, las y los colegas de SLP demostraron que tienen las ganas de fortalecerse y no esperar que alguna organización les diga qué hacer para protegerse y de paso exigir a las autoridades municipales y estatales a que brinden garantías para el libre ejercicio del periodismo.

miércoles, abril 10, 2013

Veracruz, otra vez Veracruz

Foto tomada del Portal Oficial Gobierno del Estado de Veracruz


Aunque no quiera, pero de verdad los hechos me obligan a volver a hacer referencia a lo que sucede en el estado de Veracruz.

Cuando de repente las cosas parecen menos peores, ¡zas!, algo sucede y nos devuelve incluso detrás de la línea de golpeo, como dijeran en el argot del futbol americano.

No es sólo el "chayopremio" que un grupo de periodistas lambiscones le entregó al gobernador Javier Duarte, no es sólo la "pronta y expedita" aplicación de la justicia en la sentencia de quien dice el juez, es asesino de la periodista Regina Martínez, es la manera en que el Estado Veracruzano cree que resuelve su crisis de credibilidad.

Y es que a la par de estos dos sucesos ya muy comentados, vinieron nuevas agresiones contra el gremio.

En Xalapa, la capital de Veracruz, una conductora de noticias y corresponsal de medios de la Ciudad de México fue despedida por su posición crítica a los gobiernos Estatal y Federal (del mismo partido), mientras que un  fotoperiodista es agredido, humillado y encarcelado por policías estatales al mando de Arturo Bermúdez Zurita, por el simple hecho de cumplir con su responsabilidad.

No sobra recordar que el mismo Bermúdez Zurita, jefe máximo de la policía veracruzana, amenazó con encarcelar a un fotoperiodista por hacer su chamba y luego se negó a atender una solicitud de entrevista de este escribiente, como lo comenté en mi post anterior.

En la misma ciudad capital, el director de Tránsito amenaza a periodistas que le resultan incómodos porque hacen su trabajo de informar y lo mismo sucedió con policías municipales en la ciudad portuaria de Minatitlán (al sur del Estado), porque un fotoperiodista hace lo que sabe hacer: tomar fotografías noticiosas.

No es suficiente: En la ciudad cafetalera de Córdoba (centro del Estado), una periodista fue golpeada por un ciudadano que se siente con el mismo derecho de impunidad promovido por los agentes del Estado.

En la región huasteca, las y los periodistas se encuentran amenazados por funcionarios municipales y caciques locales por cumplir con su labor reporteril.

Pero el gobierno de Duarte insiste en mostrar el aparador limpio, pero oculta la bodega llena de basura y desperdicios. Como aquella explicación de qué es el "Baño Ruso": la cara limpia y el culo sucio.

Hace unos días me preguntaron por enésima vez mi opinión sobre la situación  de periodistas y medios en Veracruz y me sigue pareciendo que va de mal en peor. Ahora el Gobierno por acción u omisión parece dar señales de ser un Estado represor y autoritario.

Por cierto, el titular de Seguridad Pública expresó su interés en capacitar a periodistas que cubren hechos policiacos. Yo lo invito públicamente a que me acompañe al próximo Taller de Autoprotección para Periodistas en Veracruz. Seguro encontraremos el mejor modelo de entrenamiento.

martes, marzo 26, 2013

Ignorar, la regla política en Veracruz

En Veracruz la insistencia en que no pasa nada está llegando a niveles de ignorar todo, y el mejor ejemplo es el reciente caso del fotógrafo Félix Márquez, a quién no sólo acusaron de mentir, sino hasta el secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita amenazó con encarcelar.

Si, si... vinieron los mea culpa, las disculpas y las tradicionales respuestas de la clase política de que sus palabras fueron "malinterpretadas por los medios", pero el daño está hecho: el colega fotoperiodista tuvo que autoexiliarse de Veracruz por razones de seguridad.

Hace apenas unas semanas que estuve en el puerto de Veracruz impartiendo el Taller de Autoprotección para Periodistas, invitado por la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas, donde mis colegas pudieron expresar abiertamente el temor que enfrenan de ser descalificados por el gobierno de Javier Duarte y ¡zas!, sobrevino el caso de Félix.

Primero el secretario General de Gobierno, Gerardo Buganza asegura que las fotos son de "archivo" y luego el primer policía del Estado dice que el periodista es quien debería de estar en prisión por andar alterando el, orden público. Ese es el respeto a la libertad de expresión que pregona la administración de Duarte.

Como reportero y como consejero de los mecanismos federal y del DF de Protección a personas defensoras de derechos humanos y periodistas busqué vía telefónica una charla con el titular de la SSP de Veracruz. Tres veces le llamé; tres veces prometieron devolverme la llamada; tres veces me quedé esperando.

Arturo Bermúdez Zurita tuvo hasta la ocurrencia de publicar en Twitter que se reunió con la Comisión de Protección, pero no dijo para qué ni qué resultados tuvo esa reunión y luego se refiere a sus "amigos" los medios de comunicación. Léase bien... sus amigos los medios, que no las y los periodistas.

Pobre Veracruz. Pobre del periodismo veracruzano que tiene al gobierno estatal a su peor enemigo. Pobre sociedad veracruzana que enfrenta el abuso del poder de negarle su derecho a recibir información.

jueves, marzo 14, 2013

Protección a Periodistas... sigue fuera de la agenda presidencial

Foto tomada de la página Web de la SIP

Este miércoles 13 de marzo estuve, como muchos y muchas colegas, en la presentación del reciente informe de agresiones a periodistas que elabora la oficina para México y Centroamérica de la organización británica de derechos humanos Artículo 19. Las cifras cada vez más desoladoras.
Allí fue presentada la campaña conjunta entre Artículo 19 y Change.org "Impunidad Mata"(Ver y firmar aquí) que busca que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto le de las facultades administrativas y operativas que necesita la Fiscalía Especializada pra la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República (PGR); reclamo que hemos hecho desde hace años, desde que nació la misma fiscalía y que inclusive hemos comentado con al menos tres fiscales.
En el evento escucharon este reclamo la fiscal Laura Borbolla y el subprocurador Ricardo García Cervantes (ambas personalidades panistas que sobrevivieron al regreso del PRI a Los Pinos), pero no hubo espacio a escucharles una respuesta, que claro, sería méramente retórica.
No espero una respuesta positiva del presidente, porque el tema ni siquiera le interesa y seguro al procurador Jesús Murillo Karam tampoco, por aquello de que anda ordenando que se niegue el acceso de periodistas a las instalaciones de la PGR.
A Peña Nieto no le interesa la protección a periodistas o al menos no lo ha dicho. Ni como gobernador del Estado de México ni como candidato a la Presidencia ni ahora como jefe del Poder Ejecutivo.
Prefiere ir a los funerales de Hugo Chávez Frías en Venezuela y hasta la asunción del nuevo jefe del Estado Vaticano y no tuvo tiempo de hacer un viaje "in house" a Puebla, para asistir a la reunion de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y en su lugar envió a su secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, que en vez de hablar de libertad de expresión, sólo fue a presumir la reforma educativa. Valiente discurso.
Claro que aunque haya ido a la reunión de la SIP, lo único que hubiese mostrado Peña Nieto es que se acerca a los empresarios y no a periodistas, porque la SIP está integrada mayoritariamente por los dueños de los medios, no por quienes nos ensuciamos los zapatos todos los días y que somos quienes enfrentamos los riesgos.
Y encima... una vez más la SIP reclama protección a periodistas y hasta ofensivamente se atreve a augurar un sexenio negro para la prensa mexicana pero... siguen pagando malos salarios, siguen sin dar condiciones laborales y siguen sin pagar capacitación a sus periodistas.
En dos años he impartido más de 25 talleres de Autoprotección para Periodistas, la mayoría autofinanciados por mis propios colegas, otros con financiamiento de algunas instancias de gobierno y hasta de empresarios refresqueros o metalúrgicos.
Hasta ahora NINGÚN empresario de medios me ha pedido ni mucho menos contratado para brindar entrenamiento a sus periodistas.
Y como colofón de la reunión de la SIP fue que haya sido en Puebla, donde el gobernador Rafael Moreno Valle "reitera" su respeto a la libertad de expresión, cuando cotidianamente impide la labor informativa y por voluntad u omisión ha permitido que en toda esa entidad vaya creciendo el clima de agresión y violencia hacia periodistas.

jueves, febrero 14, 2013

DF, el mítico refugio para la libertad de expresión

Alguien me decía que a veces lo improvisado funciona mejor.

El Mecanismo de Protección a Periodistas y Personas Defensoras del Derechos Humanos del Distrito Federal es el más claro ejemplo de esto, pues cuando el Gobierno capitalino quiso institucionalizarlo, fue cuando dejó de operar con la efectividad con la que lo hacía.

Hace casi un año, el entonces jefe de Gobierno Marcelo Ebrard Casaubón firmó el convenio para poner en marcha este mecanismo (VIDEO) y presumió que la capital del país sería un refugio para aquellas personas que por su labor periodística o de defensa de derechos humanos, son objeto de amenazas, agresiones e inclusive atentados contra su vida.

Me invitaron a ser parte del Grupo Consultivo para recibir y analizar los casos, hacer evaluaciones de riesgo y proponer acciones. Acepté a pesar de que es un trabajo con demasiada responsabilidad a cambio de ninguna remuneración.

Hoy me invitan a la primera reunión de 2013, luego de dos meses de no reunirnos, como si los agresores contra periodistas tomaran vacaciones o se esperaran a que el nuevo gobierno se asiente en sus nuevas responsabilidades.

La secretaría ejecutiva del Mecanismo, adscrita a la Subsecretaría General de Gobierno del DF pone textual en el correo de convocatoria que esta cita es "en el marco de garantizar la integridad tanto de periodistas, como de defensores y defensoras de Derechos Humanos en situación de riesgo con motivo del ejercicio de su profesión".

Claro, durante dos meses no hubo urgencia de garantizar esta integridad.

En diciembre el Grupo Consultivo simplemente dejó de sesionar sin aviso de la parte oficial del mecanismo o al menos a mi nadie me lo comentó y entonces se dejaron de atender los casos, fueran urgentes o no... incluyendo uno en el que una familia completa se encontraba bajo amenazas de muerte y había sido objeto ya de agresiones.

Me invitan a retomar el análisis de los casos... ¡de los mismos casos que se quedaron en el escritorio en diciembre!

¿Y qué le decimos a las probables víctimas?, ¿qué nos tengan paciencia?

Por supuesto que como periodista y como persona convencida en el trabajo de asesoría y protección de colegas y personas defensoras de derechos humanos no he dejado de atender estos casos pendientes y otros que, por supuesto, nunca llegaron al Mecanismo del DF porque no confían en que sirva.

Hace un mes nos reunimos personas y organizaciones ajenas al gobierno, junto con representantes de la CDHDF para analizar esta situación del Mecanismo que ha dejado de ser efectivo, que no cuenta con recursos para apoyar a víctimas y que carece de una Ley exprofeso. Pedimos una reunión con el Jefe de Gobierno y con los titulares de las secretarías de Gobierno, Seguridad Pública y la Procuraduría General de Justicia capitalina.

Sigo esperando respuesta.

Pero eso si. Ya me convocan a que nos reunamos a analizar los casos que hemos revisado desde noviembre.

lunes, enero 28, 2013

Protección a Periodistas, un reto del que Enrique Peña Nieto no ha hablado

A dos meses de que iniciara el gobierno de Enrique Peña Nieto, algunos organismos internacionales vinculados a la defensa de la libertad de expresión vuelven a poner en la mesa el tema de la violencia hacia periodistas y medios de comunicación.

A nivel global, Reporteros Sin Fronteras (RSF) da cifras escalofriantes de lo que la misma organización califica como una “hecatombe”: 88 periodistas víctimas de asesinato, 879 que fueron detenidos y/o interpelados, mil 993 agredidos y amenazados, 38 colegas privados de su libertad y 73 más que tuvieron que autoexiliarse para salvar sus vidas.

En el hemisferio, la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) da cuenta de 45 homicidios, más de la tercera parte (17) cometidos en México, según este reporte de agresiones 2012.

A estas cifras se sumarán los recuentos anuales que organizaciones civiles realizan sobre la situación de la libertad de expresión en México, que insisten en señalar que el nuestro, es el país más peligroso para ejercer el periodismo.

Este panorama supone un reto para Enrique Peña Nieto que durante su campaña no hizo referencia alguna al tema y por el contrario, en el Pacto por México firmado entre Gobierno y partidos políticos, hacen creer que el Mecanismo vigente no sirve y peor aún, el régimen peñanietista supone que el crimen organizado está detrás de las agresiones contra medios y periodistas. Nada más alejado de la realidad.

Los nombramientos en el nuevo Gabinete han alcanzado las Secretarías de Estado y la gran mayoría de Subsecretarías. En Gobernación, por ejemplo, la ex panista Lía Limón es la nueva subsecretaria de Derechos Humanos, pero la Unidad de Derechos Humanos, donde opera directamente el Mecanismo Federal de Protección, permanece acéfala desde el 1 de diciembre pasado.

En la Procuraduría General de la República tampoco se ha nombrado titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión y con la desaparición de la Secretaría de Seguridad Pública, la Junta de Gobierno del Mecanismo perdió una representación gubernamental.

¿Qué encuentra el presidente?

El mandatario heredó un Mecanismo Federal de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, cuya junta de Gobierno y Consejo Consultivo “alcanzaron” a constituirse de forma atropellada antes de que concluyera el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

Días antes de que el panismo abandonara Los Pinos se reglamentó la Ley en esta materia, se publicaron los lineamientos de operación de este Mecanismo y se firmaron convenios con 25 Gobiernos Estatales, quedando pendientes siete entidades.

A mediados de noviembre, Gobernación publicó la Estrategia Nacional de Fortalecimiento en Seguridad y Justicia para Medios de Comunicación en México, documento que elaboró junto con la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC), que más que estrategia, es una lista de recomendaciones sobre cómo debieran conducirse medios y gobierno para la cobertura de temas de violencia, privilegiando nuevamente, la idea de que es el crimen organizado el que más atenta contra la libertad de expresión.

Y más aún, esta “Estrategia” pareciera que pretende dictar normas de conducta a periodistas para “no estorbar” las acciones policiales del Estado.

Hoy el Mecanismo Federal de Protección opera “con pinzas”. Perseo Quiroz, ex asesor del ex subsecretario Max Diener, es el director del Mecanismo, pero no ha completado el equipo que quedó maltrecho con el cambio sexenal y si bien la dependencia sigue atendiendo los casos de protección de periodistas y personas defensoras, evidentemente no puede brindar la mejor atención a quienes se encuentran en riesgo por su trabajo. ¿Qué pasaría si aumenta el número de personas peticionarias en el mecanismo y no hay personal que les atienda?

¿Qué le falta al presidente?

El secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong debe convocar a la brevedad una reunión de la Junta de Gobierno del Mecanismo, así como a su Consejo Consultivo en pleno.

Urgen los nombramientos necesarios en las dependencias federales involucradas en el Mecanismo, así como certeza en el presupuesto que contará para atender los casos vigentes y todos los nuevos que, con seguridad, irán recibiendo en este 2013.

La Secretaría de Gobernación debe completar las plazas vacantes en el Mecanismo con personas que cumplan los perfiles estipulados en la Ley y dejar en claro las razones por las cuales dejaron de trabajar en la dependencia quienes estaban bajo el mando de Ohemeira López Reyna, ex responsable del Mecanismo.

No hacerlo, es dar una mala señal sobre el interés y preocupación del Estado Mexicano en garantizar el libre ejercicio de la libertad de expresión y la defensa de los derechos humanos.

lunes, enero 07, 2013

¿Necesitamos un día del periodista... señor presidente?

No hace falta decir que pocos y pocas periodistas tenían conocimiento de la existencia de un "Día del Periodista" y que se conmemora cada 4 de enero. Yo personalmente me enteré de esto hace apenas un par de años.

Años y años del oprobioso festejo de cada 7 de Junio no fueron suficientes; ahora el vilipendiado gremio periodístico cree necesario que cada 4 de Enero les manden sus "regalitos y chayos" o ya de perdida sus "tuits bonitos" para hacerles sentir el falso aprecio de muchas personas hacia nuestro trabajo.

Una buena cantidad de personajes de la clase política, como acostumbran, salen con mensajes inútiles de "respeto" al trabajo periodístico y otros tantos más hacen caso a su subconciente que les dicta que deben de ser políticamente correctos y buena onda y poner un tuit de felicitación, tal como lo hizo el presidente de la República.

Dicho sea de paso el mensaje del presidente es doblemente excluyente. Por un lado felicita a los periodistas y no a las periodistas, aunque claro, habrá quienes digan que es "Día del Periodista", entonces es un día machista y no amerita felicitar a las colegas, aunque ellas ya son mayoría en las redacciones.

Es doblemente excluyente, porque felicita a quienes ejercen la labor periodística con "objetividad y profesionalismo", lo que de entrada dejaría fuera de las felicitaciones a aquellos medios y periodistas que le han sido lambiscones y aplaudidores y a aquellos que hicieron de este tuit una nota informativa... obviamente carente de profesionalismo.

Ahora que si nos ponemos más exigentes, el presidente de la República mostró, de alguna manera, el interés que tiene sobre nuestro gremio. El viernes 4 de enero se limitó a publicar un mensaje en Twitter. El domingo 6 de enero, en que se recuerda la promulgación de la Ley Agraria, sí se apersonó en Veracruz en un acto populista (cual priísta que es) y ante el gobernador Javier Duarte y decenas de acarreados, habló y habló y habló del campo mexicano y bla, bla, bla... Por cierto, Veracruz, esa entidad donde el año anterior fueron asesinados más peridistas que en todo el territorio nacional.

No es que la conmemoración de la Ley Agraria sea más importante que el Día del Periodista. Ambas fechas sirven para nada, la comparación sirve para mostrar el interés presidencial en cada tema. Y eso que no pregunto cuánto facturaron los medios de prensa nacionales y veracruzanos por publicitar este evento presidencial.

¿Y entonces?

La verdad es que a Enrique Peña Nieto no le interesa lo que le suceda a la tropa periodística si está feliz y sigue viviendo su luna de miel con los empresarios de la prensa, la radio y la TV.

Como gobernador del Estado de México fue omiso en atender a periodistas y más aún de resolver las agresiones, secuestros y asesinatos de colegas. Durante su gobierno de 1999 a 2005 la impunidad en estos crímenes fue del cien por ciento.

El ex gobernador y hoy presidente nunca hizo público el gasto que realizó en materia de comunicación social ni sobre los "apoyos" a las muchas organizaciones de periodistas, aún cuando algunos y algunas periodistas recurrieron a solicitudes de transparencia.

Como candidato presidencial , Peña Nieto no incluyó ningún compromiso real con periodistas y al rendir protesta como jefe del Ejecutivo, en vez de aportar algo, quiso responsabilizar al crimen organizado de estar detrás de las agresiones contra quienes ejercen el periodismo, aunque llevamos años demostrando que son los agentes del Estado quienes más nos agreden.

Señor presidente, de verdad no necesitamos un "Día" en el calendario y mucho menos si sólo viene acompañado de mensajes insulsos como los que acostumbra.

Ya cobró dos quincenas en su nuevo empleo y no ha hecho el mínimo intento por convocar a una reunión del Mecanismo Federal de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, ni con su Junta de Gobierno y muy especialmente con su Consejo Consultivo en pleno.

No ha hecho quizá el intento por conocer los casos que han sido recibidos y analizados por este mecanismo ni por tratar de incidir como presidente que es, para que este mecanismo cuente con recursos para cumplir su encomienda, así como tampoco ha pedido al procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, que ordene darle mayores facultades a la aún inútil Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión, que sólo ha atinado a encarcelar al propietario de un ciber café.

En vez de enviar mensajes por Twitter, debería emitir un decreto para que cada una de las más de 240 dependencias de la administración pública federal publique mensualmente y de manera pormenorizada cuánto gasta en comunicación social y digo de manera pormenorizada, porque no es suficiente que diga cuántas planas o spots de publicidad pagó, sino que informe cuánto cuesta el diseño, producción, postproducción y difusión de mensajes institucionales en prensa, radio, TV e Internet en todo el territorio nacional.

Ordene que la Secretaría de Gobernación publique en el Diario Oficial de la Federación todos y cada uno de los Programas Anuales de Comunicación Social que recibe la Dirección General de Normatividad de Medios y que especifican objetivos, montos y alcances de cada campaña de difusión y que no todas suponen inversión en medios masivos, pero que casi siempre cuestan más dinero que los spots.

Señor presidente, cumpla con su promesa de transparentar el gasto publicitario gubernamental, tan simple como eso.

Promueva que la Junta de Gobierno del Mecanismo Federal de Protección convoque a por lo menos un Taller de Autoprotección para Periodistas en cada una de las cien ciudades más importantes del país y que sea el Consejo Consultivo en pleno el que defina el programa académico.

Y ya si anda muy de buenas, en vez de publicar tuits innecesarios, ¿qué tal que su gobierno financia la publicación de la Segunda Edición de mi Manual de Autoprotección para Periodistas e imprime los suficientes como para que lo regale a la mayor cantidad de periodistas de este país?