martes, marzo 26, 2013

Ignorar, la regla política en Veracruz

En Veracruz la insistencia en que no pasa nada está llegando a niveles de ignorar todo, y el mejor ejemplo es el reciente caso del fotógrafo Félix Márquez, a quién no sólo acusaron de mentir, sino hasta el secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita amenazó con encarcelar.

Si, si... vinieron los mea culpa, las disculpas y las tradicionales respuestas de la clase política de que sus palabras fueron "malinterpretadas por los medios", pero el daño está hecho: el colega fotoperiodista tuvo que autoexiliarse de Veracruz por razones de seguridad.

Hace apenas unas semanas que estuve en el puerto de Veracruz impartiendo el Taller de Autoprotección para Periodistas, invitado por la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas, donde mis colegas pudieron expresar abiertamente el temor que enfrenan de ser descalificados por el gobierno de Javier Duarte y ¡zas!, sobrevino el caso de Félix.

Primero el secretario General de Gobierno, Gerardo Buganza asegura que las fotos son de "archivo" y luego el primer policía del Estado dice que el periodista es quien debería de estar en prisión por andar alterando el, orden público. Ese es el respeto a la libertad de expresión que pregona la administración de Duarte.

Como reportero y como consejero de los mecanismos federal y del DF de Protección a personas defensoras de derechos humanos y periodistas busqué vía telefónica una charla con el titular de la SSP de Veracruz. Tres veces le llamé; tres veces prometieron devolverme la llamada; tres veces me quedé esperando.

Arturo Bermúdez Zurita tuvo hasta la ocurrencia de publicar en Twitter que se reunió con la Comisión de Protección, pero no dijo para qué ni qué resultados tuvo esa reunión y luego se refiere a sus "amigos" los medios de comunicación. Léase bien... sus amigos los medios, que no las y los periodistas.

Pobre Veracruz. Pobre del periodismo veracruzano que tiene al gobierno estatal a su peor enemigo. Pobre sociedad veracruzana que enfrenta el abuso del poder de negarle su derecho a recibir información.

jueves, marzo 14, 2013

Protección a Periodistas... sigue fuera de la agenda presidencial

Foto tomada de la página Web de la SIP

Este miércoles 13 de marzo estuve, como muchos y muchas colegas, en la presentación del reciente informe de agresiones a periodistas que elabora la oficina para México y Centroamérica de la organización británica de derechos humanos Artículo 19. Las cifras cada vez más desoladoras.
Allí fue presentada la campaña conjunta entre Artículo 19 y Change.org "Impunidad Mata"(Ver y firmar aquí) que busca que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto le de las facultades administrativas y operativas que necesita la Fiscalía Especializada pra la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República (PGR); reclamo que hemos hecho desde hace años, desde que nació la misma fiscalía y que inclusive hemos comentado con al menos tres fiscales.
En el evento escucharon este reclamo la fiscal Laura Borbolla y el subprocurador Ricardo García Cervantes (ambas personalidades panistas que sobrevivieron al regreso del PRI a Los Pinos), pero no hubo espacio a escucharles una respuesta, que claro, sería méramente retórica.
No espero una respuesta positiva del presidente, porque el tema ni siquiera le interesa y seguro al procurador Jesús Murillo Karam tampoco, por aquello de que anda ordenando que se niegue el acceso de periodistas a las instalaciones de la PGR.
A Peña Nieto no le interesa la protección a periodistas o al menos no lo ha dicho. Ni como gobernador del Estado de México ni como candidato a la Presidencia ni ahora como jefe del Poder Ejecutivo.
Prefiere ir a los funerales de Hugo Chávez Frías en Venezuela y hasta la asunción del nuevo jefe del Estado Vaticano y no tuvo tiempo de hacer un viaje "in house" a Puebla, para asistir a la reunion de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y en su lugar envió a su secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, que en vez de hablar de libertad de expresión, sólo fue a presumir la reforma educativa. Valiente discurso.
Claro que aunque haya ido a la reunión de la SIP, lo único que hubiese mostrado Peña Nieto es que se acerca a los empresarios y no a periodistas, porque la SIP está integrada mayoritariamente por los dueños de los medios, no por quienes nos ensuciamos los zapatos todos los días y que somos quienes enfrentamos los riesgos.
Y encima... una vez más la SIP reclama protección a periodistas y hasta ofensivamente se atreve a augurar un sexenio negro para la prensa mexicana pero... siguen pagando malos salarios, siguen sin dar condiciones laborales y siguen sin pagar capacitación a sus periodistas.
En dos años he impartido más de 25 talleres de Autoprotección para Periodistas, la mayoría autofinanciados por mis propios colegas, otros con financiamiento de algunas instancias de gobierno y hasta de empresarios refresqueros o metalúrgicos.
Hasta ahora NINGÚN empresario de medios me ha pedido ni mucho menos contratado para brindar entrenamiento a sus periodistas.
Y como colofón de la reunión de la SIP fue que haya sido en Puebla, donde el gobernador Rafael Moreno Valle "reitera" su respeto a la libertad de expresión, cuando cotidianamente impide la labor informativa y por voluntad u omisión ha permitido que en toda esa entidad vaya creciendo el clima de agresión y violencia hacia periodistas.