jueves, septiembre 26, 2013

El riesgo de cubrir la "revolución" educativa

Alguna vez me preguntaron qué sector me ha amenazado más por mi labor periodística. La respuesta es: el magisterio.

Y no es una generalidad, pero cuando viví en Aguascalientes, en Nayarit y en Chiapas, el sector docente resultó siempre muy ofendido por mi labor informativa.

En este 2013, el movimiento magisterial que se opone a la aprobada reforma educativa se ha convertido en una amenaza constante para periodistas en cualquier parte del país.
Foto: El Economista. Tomada de http://eleconomista.com.mx/sociedad/2013/04/07/cnte-reta-gobierno-aguirre

En todas las entidades donde se ha ido radicalizando este movimiento, los maestros y maestras ven cada vez más en la prensa a un enemigo más. "Prensa vendida" es lo menos que gritan. Y cuando agreden, no ha faltado el que dice "quienes golpearon a periodistas seguro fueron infiltrados", claro, la respuesta más simple y absurda.

Y en estas poco más de cinco semanas de marchas, plantones, mítines y demás, el odio de docentes hacia periodistas ha ido en aumento, al grado de querer imponer una línea editorial y hasta reclamarle al ejército que le quiten las cámaras a representantes de medios, como sucedió en Coatzacoalcos, Veracruz.

Ya Reporteros sin Fronteras y la Casa de los Derechos de Periodistas han denunciado el aumento de la violencia del magisterio hacia la prensa, pero nadie hace algo.

Y en este tenor el propio gremio comienza a polarizarse entre quienes pierden de vista su trabajo reporteril por hacer propaganda a favor o en contra.

Ni el Estado mexicano ni la dirigencia de la CNTE brindan garantías para una cobertura segura y eso vulnera más a mis colegas que diario tienen que acudir a buscar información.

¿Y qué pasaría si dejamos de cubrir este tema? Seguro este nuevo grupo agresor dirá que la prensa quiere ocultar su movimiento... aunque en realidad lo que intentemos sea reducir las agresiones.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

de hecho amigo, la televisión oculta datos y minimiza el movimiento magisterial, también de todos es sábido que a los periodistas les pagan poco en sus periódicos, necesitan el chayo para sobrevivir, no se les culpa.

Anónimo dijo...


Y por qué no mencionas las causas de ese malestar por parte del magisterio? D dónde nace el "prensa vendida cuéntanos bien? Hay un antecedente compañero que bien has d conocer y no generalizo, así como tampoco deberías de hacerlo tú, pero muchos colegas tuyos, no todos pero si muchos actúan de manera vergonzosa, han hecho del periodismo una profesión bastante prostituida, linchando y atacando a todo aquel que ose con enfrentar al sistema, como por ejemplo, los maestros.