martes, agosto 09, 2016

Lo que necesita la Protección son menos desencuentros entre Periodistas

El pasado jueves, la secretaria de Gobierno de Ciudad de México, Patricia Mercado se reunió con colegas periodistas que en su mayoría cubren la información que se genera desde el Gobierno y la Asamblea Legislativa de la capital mexicana; el motivo era discutir cómo va la instalación del Mecanismo de Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Dos son las inquietudes del gremio, la definición de "Periodista" en la Ley de Protección que ordena la creación del Mecanismo, y la integración de los órganos representativos del propio Mecanismo, Consejo Consultivo y Consejo de Evaluación de Medidas.

Y aunque encontrar una definición de "Periodista" que nos guste a todos y todas por igual es una labor prácticamente imposible, lo cierto es que mis colegas y amigos de muchos años que estuvieron allí, no tienen quizá muy claro que estas definiciones tratan siempre der muy amplias, a veces en exceso, pero en aras de garantizar la Protección, no la restricción del ejercicio profesional.

Por supuesto que una persona que publica fotos en Internet no es Periodista, aunque ejerce el derecho a la libertad de expresión. Y por eso como periodistas debemos cuidar que las definiciones no permitan que cualquiera pretenda asumirse como profesional de esta labor de informar, porque es como si cualquiera se cree chofer certificado, sólo porque conduce un auto o se cree adiestrador de perros, sólo porque tiene un can que sí le hace caso.

Lo fundamental de la cita con la funcionaria es que logramos un acuerdo, que cuando se trata de legislar en relación al ejercicio profesional de periodistas, debe hacerse siempre de la mano con quienes somos precisamente los sujetos de derecho.

Importante fue la presencia del diputado Carlos Candelaria, quien preside la Comisión Especial para Garantizar el Ejercicio del Periodismo en la Ciudad de México, quién además de haber mostrado empatía con las y los informadores, entendió que esto tampoco es un pleito entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo de la capital que pone en medio y como carne de cañón a quienes hacemos esta chamba.

Mi conclusión es lo que vi tras esta cita, que para avanzar en mejores estándares de Protección, es necesario acabar con los desencuentros que tenemos como periodistas, acabar con eso que sabiamente definió mi colega Rogelio Hernández López como la "periodistofagia".

No hay comentarios.: